¿Cómo dejar salir a mi gato?

¿Cómo dejar salir mi gato?

¿Es bueno dejar salir a mi gato? ¿Cómo le enseño a salir? ¿Y si le pasa algo?... Son muchas las dudas que se nos presentan a la hora de decidir si dejar salir a nuestros gatos a explorar el mundo. Este artículo está especialmente dirigido a todos esos catlover que necesitan orientación respecto a este controversial tema.

Lo primero que todos queremos saber es la respuesta al eterno debate: Gatos ¿Animales de interior o exterior? Bueno, nosotras creemos que todo depende.

Los gatos son animales que evolucionaron a partir de la domesticación de grandes felinos, principalmente, debido a que ayudaban a la eliminación de plagas. Por este motivo es que la gente comenzó a mantenerlos cerca de sus casas y campos a través de proveerles una fuente de alimento constante a cambio de mantener sus espacios libres de plagas como los roedores. Así, los gatos se fueron acercando cada vez más a nosotros y viceversa, abandonando parte de su comportamiento salvaje y reemplazándolo por el calor del interior de nuestras casas.

Sin embargo, los tiempos también han cambiado: Los campos y pueblos se han transformado en ciudades y metrópolis, los caminos y senderos se han transformado en calles y carreteras, y las casas se han transformado en departamentos. Cada vez existen más peligros presentes para estos pequeños peludines, mucho más indefensos que sus ancestros felinos. Es por eso es que existen muchos profesionales veterinarios que indican que los gatos, actualmente, son animales de interior.

Ahora, los gatos mantienen aún la mayor parte de los instintos de los grandes felinos, pero en cuerpos más pequeños: disfrutan de comer pasto, rascar, escalar, cazar, marcar su territorio y enterrar sus heces para no ser captados por otros depredadores. Básicamente todo lo que nosotros tratamos de recrear al interior de nuestros hogares, pero cuyo instinto llama a estos pequeños a explorar el mundo.

Creemos que la decisión de si tu gato sale o no debe ser informada y bien pensada: no es lo mismo dejar salir a tu gato en un pueblo pequeño que en una gran ciudad, o en un área residencial que en pleno centro de la ciudad. Asimismo, existen razas de gato que pueden adaptarse mejor al mundo exterior, al contrario de aquellas que han sido modificadas para tener cuerpos más pequeños o patas más cortas.

Por eso, si ya tomaste la decisión de dejar salir a tu gato, te traemos los mejores consejos para facilitar el proceso, promoviendo siempre la seguridad y felicidad de tu gato.

¿A qué edad puede salir mi gato?

Lo primero es saber a qué edad comenzar el proceso de dejarlo salir: nosotras proponemos que tu gato tenga un mínimo de 5 meses para que de sus primeros pasos hacia el exterior. Esto para que sea capaz de reconocer su casa por dentro y por fuera con todos los sentidos al 100%. Recuerda que los gatos no solo reconocen los espacios a través de la vista, sino que crean sus mapas mentales involucrando una serie de aspectos imperceptibles para nosotros.

¿Qué hacer antes de dejarlo salir?

  • Estudia e infórmate sobre su raza y el ambiente de tu barrio.
  • Conversa con tus vecinos y sus peludines, conócelos y explícales que tu gato está en proceso de salir al exterior.
  • Déjalo mirar por la ventana para que conozca cómo funciona el mundo del exterior.
  • Atenta a los procesos de crecimiento. Si tu gato está en celo es mejor esperar a realizar su esterilización o castración antes de pensar en sacarlo.

¿Cómo es el proceso de dejar salir a mi gato?

  • Lo primero es que aprenda a llevar collar antes de abrirle la puerta. En el collar llevará una placa con un número de teléfono por si acaso, por lo que en caso de pérdida será mucho más fácil localizar a su familia humana.
  • Lo segundo es que puedas acompañarlo a reconocer el espacio con ayuda de un arnés, el cual se pone. Valen alrededor de 2.000 pesos los más económicos. Realiza este proceso una o dos veces al día durante dos semanas.
  • Lo tercero es que puedas dejarlo salir contigo suelto, pero en un sector controlado como el patio o jardín de tu casa. Mantenlo SIEMPRE bien vigilado y llámalo de forma constante con un sonido específico para que se acerque a ti si se aleja demasiado ¡Dale una caricia o un bocadillo como recompensa cada vez que se acerque! Realiza esto durante al menos una semana.
  • Lo cuarto es dejarlo salir sin supervisión, pero siempre bien atentos. Dale tiempo para salir en ese espacio controlado y que explore por su cuenta. Si sientes que se aleja demasiado llámalo de a forma particular acordada y felicítalo cada vez que acuda a tu llamado. Realiza esto durante dos semanas.
  • El último paso es dejarlo salir libre en los horarios que tú estipules. Controla el tiempo de sus salidas llamándolo cuando sea hora de volver a casa y recíbelo siempre con cariño. Es normal que a veces se demoren en volver, ten paciencia y calma.

Últimos consejos:

Reiteramos la importancia de enseñarle a tu gato algún sonido específico para que pueda acudir a ti cuando lo llames. Esta será tu principal herramienta para controlar sus exploraciones.

Intenta no dejarlo afuera por la noche. Los gatos son animales crepusculares y ese es el momento cuando sus instintos están más activos, lo cual puede exponerlos a peleas y mayores riesgos.

Cástralo o esterilízalo. La semana pasada conversamos respecto a la importancia de esta temática. La idea principal es evitar enfermedades, camadas no planificadas y disminuir su agresividad y frecuencia de salidas.

Ponle un tratamiento antiparasitario interno (para eliminar posibles parásitos del tracto digestivo) y externo (como pipetas o talco) para evitar pulgas, garrapatas y otros parásitos.