Obesidad en mascotas: Riesgos y soluciones

Obesidad en mascotas

Al igual que para los humanos, la mezcla entre la ansiedad del confinamiento y la falta de movimiento han traído consigo un aumento significativo en cuanto a los niveles de hambre y sedentarismo de nuestras mascotas; lo que sumado a la comilona de Fiestas Patrias puede haber tenido un impacto directo en un aumento del peso de nuestros peludines.

Esto es normal en el contexto que enfrentamos, pero debemos estar muy atentos para evitar que unos cuantos gramos de más puedan terminar en un caso complejo de obesidad para nuestras mascotas.

Hablemos sobre la obesidad en mascotas

Lo primero que debemos saber es que el sobrepeso es la acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo de nuestra mascota. El tejido adiposo está compuesto por células grasas o adipositos que se desarrollan a temprana edad, y que tienen la capacidad de almacenar las grasas necesarias para que nuestra mascota se encuentre en perfecto estado de salud.

Ahora, cuando un animal tiene un sobrepeso mayor al 20% decimos que se encuentra en un rango de obesidad, la cual se subdivide en dos tipos:

  • Obesidad hipertrófica: Debido a un aumento en el tamaño de las células grasas debido a un aumento aislado, pero desmedido de la ingesta de alimentos del animal. Normalmente tiene un buen pronóstico de recuperación.
  • Obesidad hiperplástica: Debido al aumento en el número de células grasas y en la capacidad de acumulación de grasas, lo cual puede relacionarse a un exceso de alimentación durante la primera etapa de vida del animal. Existe un mayor riesgo y dificultades de recuperación.

Hablemos sobre los riesgos

Al igual que los humanos, nuestras mascotas enfrentan una serie de riesgos al mantenerse con sobrepeso u obesidad durante periodos prolongados de tiempo. Entre los riesgos más comunes destacan los siguientes:

  • Mayor presencia de trastornos articulares y locomotores.
  • Menor tolerancia al calor y tendencia a la deshidratación
  • Problemas circulatorios y desgaste del corazón
  • Aumento de las enfermedades respiratorias y baja resistencia
  • Presencia de trastornos crónicos, como la diabetes.

Hablemos sobre el ejercicio

El ejercicio será nuestro mejor aliado en la búsqueda de un peso saludable para nuestra mascota, ya que ayudará a tratar una de las raíces del problema: la ansiedad y la falta de movimiento. Te presentamos las siguientes opciones:

  • Si le gusta jugar a las atrapadas puedes utilizar pelotas, ramas, frisbees, ligas para el cabello o juguetes para lanzarle y que te traiga hasta el otro extremo de tu casa o depto.
  • Si le gusta jugar a perseguirte puedes correr de habitación en habitación para cansarlo, incluso puedes llevar contigo algo que le guste para mayor motivación.
  • Si le gustan las escaleras puedes ponerle su correa o arnés y acompañarlo a subirlas y bajarlas hasta que se canse.
  • Si le gusta saltar... ¡aprovéchalo! puedes incluso motivarlo sosteniendo alguna golosina en tu mano o en una "caña de pescar" para mascotas casera.

Hablemos sobre la alimentación

Lo primero que tienes que saber es que tu mascota necesita comer un buen alimento, idealmente uno de línea super premium o alguno que tenga como ingredientes principales la proteína animal, tubérculos, vegetales y frutas. Recuerda que, al igual que con los humanos, si el alimento que le das a tu mascota tiene una baja cantidad de nutrientes, necesitará comer una mayor cantidad para alcanzar la saciedad. En cambio, si el alimento tiene una buena concentración de nutrientes, tu mascota se saciará más rápido y con menos volumen de alimento.

Te recomendamos evitar los alimentos que tengan granos como la soya, el trigo y el maíz, ya que además de tener un menor valor nutricional suelen generar respuestas alérgicas, problemas gastrointestinales e inflamación en perros y gatos.

Además te instamos a regular la cantidad de comida que tu mascota ingiere: busca en el paquete del alimento la tabla de racionamiento del alimento. En ella podrás contrastar el peso de tu mascota y la cantidad de gramos de comida que debe comer al día. Reparte esta cantidad de alimento en 2 o 3 tandas de alimento.

Si tu mascota está con sobrepeso debes servirle una cantidad de alimento ligeramente menor a la que requiere para mantener su peso actual. Una vez vaya bajando podrás ir reduciendo la cantidad de comida semana a semana hasta que llegue de vuelta a su peso ideal.